MI SECRETO

MI SECRETO

¿Mi éxito? ¿Qué éxito? No tengo éxito. El éxito existe, pero aún no lo consigo.

No puedo salir a la calle y decir esta casa me gusta y la compro, esta también me gusta y también me la compro. No puedo decir eso.

Aún no puedo irme al Caribe y tener la conciencia tranquila. Aun no puedo gastar deliberadamente pese a que estoy cerca del millón de dólares. No puedo engañar a mi conciencia de que todo está bien cuando no lo está. No está bien ganar menos de un millón de dólares mensual. Y claramente estoy en esa zona. No puedo decir que soy exitoso si cuando leo FORBES no tengo ni el 2 % de la persona que está en el puesto 2000 de los más millonarios del mundo. Claro que no! Esto no está bien. Para nada soy exitoso.

No puede ser que me consuele con la idea de tener la familia más linda del mundo, no puede ser que me consuele con la idea de saber que gano cientos de miles al mes, no puede ser que me sienta menos culpable diciéndome pero si tú quieres te vas a Europa, te compras el carro que quieres, sales con quien quieres. Eso no importa! Esos son argumentos de perdedores! Una vez que uno tiene un objetivo tiene que ir por él y conseguirlo a como dé lugar. Uno no va a conformarse con el 3 % de todo lo que podría lograr. Uno se carga los problemas, se traga los errores, pone el pecho cuando los demás se largan y uno puede con todo. Un exitoso nunca se va conformar con pequeñas recompensas, un exitoso no olvida su objetivo inicial cuando los resultados empiezan a llegar. Todo lo contrario! Redobla los esfuerzos!

Porque uno nunca se llena con solo el postre.

Si te ha gustado este escrito por favor compártelo en tus REDES SOCIALES y SIGUENOS. Gracias por leerme y me podrías apoyar bastante etiquetándome o mencionándome en tu Storie de INSTAGRAM, la cual responderé personalmente de forma gustosa.

Deja una respuesta