¿CUÁNDO RENDIRSE?

Esta pregunta en si ya es vergonzosa. ¿Cómo se imaginan ustedes que voy a enseñar a alguien a cuándo rendirse? Eso existe solo para los perdedores.

Debemos aprender a diferenciar la derrota de una guerra y la pérdida de una batalla. A veces perder una batalla puede ser una estrategia para que nuestros enemigos nos vea débiles y bajen la guardia, entonces nosotros vamos con todo en la segunda batalla y resultamos ganando la guerra. Perder una batalla no es perder la guerra. Una derrota temporal solo es eso mientras tengamos la mentalidad de intentarlo una vez más.

Una vez que entiendas esto ya casi estás listo para mi consejo. Déjame contarte algo: Yo siempre he querido ser exitoso y a los 17 creía en la universidad, creía en el sistema educativo de ir a la universidad. Yo soy muy apasionado en lo que creo que me conviene, por eso créeme que te digo que me obsesioné con mis cursos de universidad. Como todos, tuve muchas dificultades, en dos ocasiones dejé el ciclo por no tener dinero. Permití que mi familia entera trabaje para pagar mi universidad. Teniendo en cuenta que mi madre es muy mayor y aún así trabajaba bastante. Todo por la universidad. Lo di todo por la universidad. Todo, literal. Sabía que iba a terminarla.

En una ocasión le conté a mi amiga sobre las dificultades que tenía y me dijo que pensara en dejar la universidad, que posiblemente me esté limitando mucho con este tema. Yo me reí y dije ella está loca. ¿Cómo me voy a estar limitando si la universidad me va a abrir muchas puertas hacia la grandeza? Tuvieron que pasar más de dos años para entenderla porque efectivamente meses después dejé la universidad por voluntad propia. Y ahora en retrospectiva le doy la razón a mi amiga.

¿Por qué dejé la universidad si era todo para mi? Porque encontré otro camino de lograr lo que realmente quería. Nunca quise ser titulado, quise ser millonario y solo vi la universidad como un camino. Abandoné otro camino porque encontré otro más lindo, más complicado y menos transitado, con lo que mis posibilidades aumentaron notablemente.

Esta es la única razón para abandonar algo, cuando haya un camino mejor que te acerque a tu visión. No por miedo o por falta de resultados, sino por convicción o porque ampliaste las ambiciones.

Si te ha gustado este escrito por favor compártelo en tus REDES SOCIALES y SÍGUENOS. Gracias por leerme y me podrías apoyar bastante etiquetándome o mencionándome en tu Storie de INSTAGRAM, la cual responderé personalmente de forma gustosa.

TE GUSTÓ ESTE POST?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on whatsapp
Compartir en Whatsapp

Deja un comentario

José Pardo 223 Piso 10 MIRAFLORES, LIMA - PERÚ
© 2020 DANTE VÁSQUEZ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS